DEBATES

De la misma piedra

David Cufré . Pág 12 Panorama Económico. Buenos Aires 24 diciembre 2016

…….” El Gobierno no cambia, no asume los costos de sus políticas y avisa que irá por más. Es difícil esperar que por ese camino los resultados sean mejores que los actuales”.

[Será necesario tener en cuenta esta observación para todos nuestros artículos para que NO COMAMOS SAPOS: ¿qué intereses de clase tiene este gobierno?, entonces veremos en cada acción cuál es el sujeto que ejecuta tal o cual política y por qué lo envuelve con globitos de colores. El gobierno actual de la República Argentina es un equipo de cuadros del gran poder financiero transnacional, Algunos cuadros legales y visibles y otros clandestinos en el entramado de esa organización. Lo que se ve, son los CEOS de las grandes empresas financieras transnacionales, pero está oculto TODAVIA el plan global y desde donde se elabora. Dicho esto empecemos con estos párrafos subrayados del artículo periodístico citado]

“El Poder Ejecutivo no advierte” [¿No advierte? ¿No lo sabe o es una faceta necesaria para su política?] que negarle recursos a la investigación científica condiciona el desarrollo del país [hay algún indicio de que este gobierno busque el desarrollo del país? ¿O más bien hay indicios de un saqueo descomunal de las riquezas y patrimonio nacional y popular en beneficio de los grandes grupos concentrados de poder económico/ financiero?].

En lugar de ello, deja que los trolls tilden a profesionales de renombre de ñoquis y vagos, reeditando la estrategia comunicacional del año pasado para justificar miles de despidos de trabajadores estatales. Si el Gobierno tuvo que ceder fue por la presión de la comunidad científica, no por convicción.[es destacable este hecho de la resistencia a una política contra la soberanía de la ciencia y contra el derecho de los trabajadores] El equipo económico tampoco visualiza [¿no visualiza? ¿O es parte de su política para destruir la matriz productiva de este país?] que el aluvión de importaciones está hundiendo a la producción, el empleo y el salario. Y para colmo, con Brasil en la misma senda de fracaso con el recetario neoliberal.[delicado esto de decir fracaso en abstracto. Es un craso error decir fracaso cuando producen crisis para obtener sus propios beneficios. Son éxitos rotundos para sus propios intereses. Es deterioro de las condiciones de vida del pueblo de Brasil y es ganancia de los sectores de poder]. El FMI recomienda aumentar en cinco años la edad jubilatoria de las mujeres y bajar de dos a uno los aumentos de jubilaciones por año. La Federación Agraria, ex Mesa de Enlace, se queja de que a las economías regionales las están pasando por arriba con el colapso del consumo y los incrementos de los insumos para la producción. Son cuestiones obvias, casi elementales. [es claro que es obvio, y más aún si es obvio para un simple lector víctima de estas políticas, Ud cree que no lo ven los intelectuales orgánicos del poder financiero?] Están a la vista de todos. Pero en tiempos de realidad virtual, Marcos Peña es jefe de Gabinete y Jaime Durán Barba el asesor principal. Lo que más hizo el oficialismo este año fue timbreos artificiales y publicar fotos del presidente con famosos de la farándula y el deporte. Hasta ahora eso no alcanzó para generar confianza ni atraer inversiones productivas. Según el Indec, la inversión aceleró su caída en el tercer trimestre, hasta un agudo -8,3 por ciento. Pero más que intentar cambiar esa realidad con un giro de la política económica las energías del Gobierno se concentran en atribuir los males al pasado., [¿Cómo pensar que van a cambiar su política económica para defender otros intereses?, si subieron, treparon, para tener las herramientas políticas al servicio de sus intereses?]

El empecinamiento [terquedad, obstinación, alguien cree que es una cuestión psicológica, de personalidad? O de intereses de clase?] recuerda al gobierno de Fernando de la Rúa, que se fue en helicóptero sin dar el brazo a torcer en la aplicación de un modelo neoliberal. [ sí, era terco también Cavallo, a quien le cabe duda si de aquí se fue a Ecuador a instalar la política de dolarización y ahora volvió con el mismo libreto. ¿Otro terco?]

Aquella administración también creía [¿alguien puede creer que creía en el “derrame” o que estaba respondiendo concientemente al poder financiero transnacional y a las figuritas que volvían y volvieron para seguir con su mismo plan?] que para crecer había que demostrarle al poder financiero que el país estaba dispuesto a hacer todo el ajuste que le pidieran llegando al punto de descontar el 13 por ciento a jubilados y empleados estatales. Patricia Bullrich, entonces ministra de Trabajo, y Federico Stutzenegger, dentro del equipo de Domingo Cavallo, son referentes de aquel momento que ocupan cargos relevantes en la experiencia actual.[ no es casualidad obvio, pero es lamentable que los comunicadores sociales y analistas periodistas no ubiquen con claridad quien es el sujeto de clase de esta historia y cuáles son los intereses que defienden. Por eso mismo tienen necesariamente que ocultarlo y para eso cuentan con intelectuales a su servicio. NO NOS ACOSTUMBREMOS A REPETIR LO QUE ESCUHAMOS SIN PENSAR, SIN DARNOS CUENTA QUE COMEMOS SAPOS DIARIAMENTE. UNA COSA ES LO QUE SABEN Y OTRA LA QUE NOS QUIEREN HACER CREER PARA DOMESTICARNOS..

Comentarios de Irma Antognazzi, enero de 2017