DEBATES

El sentido del sinsentido (del discurso oficial de Argentina hoy)

Colaboración para la pág Hacer la Historia. Mabel Tessandori Lic. en Psicología tessamab@yahoo.com.ar

Y.como dice Inodoro Pereya:.(ejemplo de sinsentido, en su magistral enunciado): primero aprendo a escribir, y si me gusta lo que escribo, aprendo a leer.

Fontanarrosa escribe, hace ficción, realismo mágico, de manera ingeniosa, brillante.

Pero cuando lo ficcional se traslada al ámbito político tiene por función disfrazar la realidad y manipular el imaginario colectivo.

Así como en la campaña el Pro y sus aliados mintieron armando una serie de frases "atrayentes" pero carentes de contenido, ahora nos .cansan con slogans publicitarios igualmente vacíos que no se corresponden con lo que sucede en el país. Pasaron de las promesas engañosas a una supuesta evaluación del presente de igual tenor. Del "no vamos a sacar nada de lo bueno logrado”, "pobreza cero","insertarnos en el primer mundo"etc, etc. a "pongo un 8 a mi gestión (Macri), "un 9” (Peter Robledo) "estamos mejor que antes" "Gerardo Morales hace un excelente gobierno" (Marcos Peña).

Frases huecas tan alejadas del panorama real pero que dichas con "convicción” tratan de ser creíbles. Y así como antes muchos creyeron en lo prometido, hoy también muchos (por suerte bastante menos) creen en ese análisis tan descarado y cínico. Además siempre tienen a mano el recurso de justificar sus desastres por "la pesada herencia"

Las palabras así usadas pierden el sentido de ser reflejo de la realidad, de generar ideas y pensamientos coherentes y veraces con la misma. Crean un mundo ficticio, paralelo que tratan de imponer a través del marketing publicitario. Todo apunta a ocultar las verdaderas intenciones y proyectos de gobierno (que por ser tan antipopulares generarían fuerte rechazo).

Con estas construcciones, también hablan del "mejor equipo de gobierno” encubriendo la poca, más bien nula, idoneidad del mismo ( el “filósofo” que dice que no hay que pensar, el funcionario de justicia que dice que hay que pegar, el ministro de medio ambiente que llama a rezar para apagar los .incendios, el nuevo titular de aerolíneas que no sabe nada de aviones, la ministra de seguridad que dice que el peligro está en el facebook y tantos otros disparates que ..son imposibles de enumerar. Por circunstancias adversas o por responsabilidad de otros justifican los “ malos” resultados .obtenidos (ocultando por supuesto los beneficios que obtiene .el sector para el que gobiernan) Apoyados en un supuesto sentido común, elaboran un discurso sinsentido, cuya finalidad es encubrir los verdaderos planes de la alianza Cambiemos. Este modelo neoliberal, donde manda el poder financiero, sobrevalora el dinero y subestima al ser humano. Se produce así un proceso de deshumanización de la sociedad, tiende a la desaparición de los lazos sociales, se incrementa el individualismo, la solidaridad es reemplazada por el “sálvese quién pueda”. . Estos nuevos paradigmas intentan imponer nuevas subjetividades.

Se trata que los de abajo estén cada vez más pobres para que los de arriba estén cada vez más ricos.

Cuando dicen que " vamos bien" quieren hacer creer que el país está de maravilla, y si a uno no le va bien es por su culpa ,porque no se esfuerza lo suficiente. Pretenden hacer creer que éxito o el fracaso dependen de uno (la meritocracia), no de las decisiones políticas y de la desigualdad de oportunidades. No es casual que en esta época proliferan las frases y libros de autoayuda.

Sistema perverso que responsabiliza y culpabiliza al individuo. Doblemente cruel porque los ideales sociales que demandan son éxitos económicos, consumo y posesión de cosas materiales, y además la exigencia de ser feliz.

Imponer este modelo. lleva necesariamente .al sujeto captado por el mismo, a la frustración, al empobrecimiento de la autoestima por la imposibilidad de cumplir con lo que socialmente se le pide.

Ese discurso puede prender lamentablemente en muchos de "los de abajo" que influidos por el marketing del sistema son llevados a tomar como modelo identificatorio a "los de arriba".

Son las víctimas que votan a sus verdugos.

El sujeto golpeado económica, social y psicológicamente, si carece de recursos para entender lo que pasa y rebelarse, es fácilmente manejable, y el que toma como modelo a los “ricos de clase alta”, es crédulo y fácil de engañar.. Y eso lo saben los asesores especialistas en linguística al servicio del poder.

Parafraseando a Pascal que dijo que el corazón tiene razones que la razón desconoce, podemos decir también que el inconciente tiene razones que la conciencia no entiende y la voluntad no controla. CABA enero 2017